Ya son 21

El pasado 27 de octubre, GAMAA Derivados cumplió 21 años de estar brindando certidumbre financiera a los pequeños y medianos empresarios de nuestros país, a las organizaciones de productores agropecuarios de México y a todos aquellos que han necesitado tomar coberturas para administrar sus riesgos por variaciones de precios en productos como tipo de cambio, tasas de interés, gas natural, metales preciosos y granos, entre otros, en un entorno de alta volatilidad a lo largo de este periodo

Todo comienza cuando tras el famoso error de diciembre en 1994, en el que el tipo de cambio se depreció de niveles de 3 a casi 11 pesos/dólar y las tasas de interés volaron de niveles cercanos a 18% para rebasar 100%, que la Bolsa Mexicana de Valores decidió lanzar un nuevo mercado, el MexDer, Mercado Mexicano de Derivados, el cual tendría por objeto proveer las herramientas para que los empresarios de nuestros país pudieran hacer frente a la volatilidad en los mercados financieros.

Tras casi cuatro años de diseñar cuidadosamente el mercado entre funcionarios de la Bolsa, autoridades financieras y los participantes, el MexDer inició operaciones el 15 de diciembre de 1998 con el lanzamiento del contrato de futuros del dólar de los Estados Unidos de América. Sería hasta el año siguiente, en que el MexDer lanzaría los futuros sobre tasas de interés, el índice de la Bolsa y acciones individuales.

En paralelo, GAMAA Derivados se constituía el 27 de octubre de 1998 y se preparaba para poder iniciar como miembro fundador y socio operador del MexDer.

Mucho ha pasado desde entonces.

En aquel martes 27 de octubre, la portada de El Economista ubicaba el tipo de cambio peso/dólar en niveles de 10.08, a los Cetes a 28 días en 33.42% y al índice de la Bolsa en 3,994.51 puntos. Por su parte la TIIE se ubicaba en niveles de 35.25%, mientras que el Dow Jones, NASDAQ y el S&P 500 cotizaban en niveles de 8,432.21, 1,724.97 y 1,072.32 unidades respectivamente.

Nuestro mercado y el accionario pasó de negociarse en el piso de remates a hacerlo por medios electrónicos y enfrentamos en el 2000 el famoso Y2K, donde se pensaba que los sistemas colapsarían al cambio de siglo y nuevo milenio.

Estrenamos el año 2000 con un partido diferente al PRI, tras 71 años de habernos gobernado, el mundo se había globalizado y se habían conformado nuevos bloques comerciales donde la Unión Europea lanzaba al euro como moneda única para el bloque europeo y la economía más grande del mundo mostraba fuertes señales de desaceleración, tras una década de fuerte crecimiento económico, el cual se vería interrumpido con una nueva crisis: el derrumbe de la burbuja punto com, donde veríamos fuertes caídas en las principales plazas bursátiles lideradas por las empresas tecnológicas.

A lo anterior se sumaron los ataques terroristas del 11 de septiembre en Nueva York, que llevarían a la economía global a una recesión.

Como consecuencia de lo anterior, se implementó una política monetaria laxa que llevaría a las tasas de interés a niveles mínimos con el fin de reactivar de nueva cuenta la economía global, lo cual terminó generando un sobreendeudamiento de los agentes económicos, particularmente en el sector inmobiliario de Estados Unidos, y presiones inflacionarias que tuvieron que ser controladas a través de una política monetaria restrictiva que derivaría en el 2008 en la crisis subprime y que dos años más tarde habría contagiado a Europa y Asia.

Desde entonces, se volvieron a implementar políticas monetarias laxas y se inyectaron grandes cantidades de efectivo a los mercados, ayudando a que los éstos y las economías recuperaran parte del impulso económico, pero también que la volatilidad se incrementara de manera significativa.

Hoy, 21 años después, los gobiernos han cambiado un modelo globalizador por uno proteccionista, donde una guerra comercial entre las dos economías más grandes del mundo amenazan con llevarnos a una recesión global.

Muchas cosas han cambiado en 21 años; sin embargo, lo único que ha seguido siendo una constante es la volatilidad, por lo que en GAMAA Derivados seguiremos insistiendo por muchos años más: ¿ya tomaron coberturas?

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *