Urgen coberturas para el agro

Ante fuertes inventarios de maíz en Sinaloa del ciclo pasado aún sin comercializar, la expectativa de que este año se pueda alcanzar una producción masiva de 6 millones de toneladas en ese estado y diversos factores que pudieran impactar los precios a la baja de este grano a nivel mundial, es de suma importancia que los agricultores de nuestro país del ciclo otoño-invierno tomen coberturas para asegurar precios a la brevedad

Y es que para empezar, el viernes pasado, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) emitió su primer reporte sobre oferta y demanda del año, tras 35 días de un cierre parcial del gobierno que obligó a que los participantes del mercado operáramos a ciegas y sin mayor información, además de haber dado a conocer el reporte sobre inventarios trimestrales de granos, que en condiciones normales se da a conocer en enero.

El reporte resultó ser neutral bajista, ya que en el caso de los inventarios trimestrales al 1 de diciembre, el maíz se ubicó en 303.59 millones de toneladas, levemente por debajo de las 307.15 millones esperadas por el mercado.

A nivel mundial el USDA incrementó la expectativa de inventarios finales para el ciclo 2018-19 en 2.7 millones de toneladas con respecto a lo estimado, para ubicarlos en 309.8 millones de toneladas, por encima, casi 1 millón de toneladas con respecto a lo reportado a diciembre pasado.

A nivel Estados Unidos no hubo sorpresas, ya que tal como se esperaba, el USDA le recorto al rendimiento al ubicarlo en 11.07 toneladas/hectárea versus 11.23 estimadas en diciembre; sin embargo, es importante destacar que este rendimiento es muy cercano al récord del ciclo anterior (2017-18) de 11.09 toneladas/hectárea.

Tampoco fue sorpresa que el USDA le redujera al consumo para forrajero 3.18 millones de toneladas y poco más de 1 millón de toneladas al utilizado para la producción de etanol debido a la reducción en los márgenes en la comercialización del mismo que se han venido observando.

En resumidas cuentas, el USDA redujo la expectativa de oferta para este ciclo en 5.36 millones de toneladas con respecto al mes anterior para quedar en 421.66 millones de toneladas, pero hizo lo propio por el lado del consumo total al recortarlo en 4.19 millones de toneladas, quedando así inventarios finales de 44.07 millones de toneladas, es decir, apenas 1.17 millones de toneladas menos con respecto a diciembre.

Hasta aquí el mercado vio el reporte prácticamente sin cambios a lo esperado, por lo que podría haberse considerado neutral; sin embargo, en el caso de la producción en América del Sur, las expectativas de producción de maíz para Argentina las ubicó en 46 millones de toneladas, por encima de los 43 millones que esperaba el mercado, y muy por encima de las 32 millones que produjo el año pasado, mientras que en el caso de Brasil, éstas se ubicaron en 94.5 millones de toneladas, por encima de las 93.2 millones esperadas y las 82 millones de toneladas producidas por el país carioca en el ciclo anterior, lo cual sustituye por amplio margen la pequeña reducción en producción de los Estados Unidos y le viene a meter presiones en su ritmo de exportaciones.

Para aderezar el tema, la semana pasada el gobierno de los Estados Unidos anunció que no habría una reunión entre su presidente y el de China antes del 1 de marzo, día previo a que se venza el plazo para que ambos países lleguen a un acuerdo sobre la guerra comercial que hoy se encuentra en un periodo de espera, pero que podría agravarse a partir del 2 de marzo próximo.

De no llegarse a un acuerdo, lo anterior implicaría de nueva cuenta una suspensión de las compras Chinas de granos a los Estados Unidos y una posible desaceleración de la economía global, lo cual es bajista para el precio del maíz.

Hoy todavía hay buenos precios para asegurar, pero nadie sabe en qué momento se pueden caer, por eso, urge que nuestros productores empiecen a tomar sus coberturas ya.

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Ponte en CONTACTO con nosotros

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *