Política monetaria, comprometida con el crecimiento

  • FMI sugiere a Japón flexibilizar aún más política monetaria de Japón
  • Fitch Rating estima que economía global crecerá 2.9% en 2017

 

La calificadora Fitch Rating considera que la actividad económica global mejorará este y el siguiente año apoyada en la recuperación de los precios de las materias primas, el repunte del sector de vivienda de China y la demanda en países desarrollados. No obstante, aseguró que el progreso del panorama global implicará cambios en las políticas monetarias de los grandes bancos centrales.

El 16 de junio, el Banco de Japón (BoJ) anunció mantener sin cambio su política monetaria expansiva con la intensión de sostener la recuperación de su economía. Haruhiko Kuroda, gobernador del BoJ, mejoró su evaluación del consumo privado y el crecimiento en el extranjero, en una señal de que cree que la economía está cobrando impulso.

Al respecto, David Lipton, subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) pidió a Japón evite retirar los estímulos de política fiscal y dijo que la política monetaria debería flexibilizarse aún más en el futuro si se materializan riesgos para la economía, alertando que el débil consumo aún sigue vulnerable a efectos externos.

El Banco de Inglaterra (BoE) anunció el 15 de junio que mantendría una política monetaria expansiva, sin cambios en sus tasas de interés, en un momento en el que la economía de Gran Bretaña tuvo el peor desempeño entre las siete principales economías avanzadas del mundo en el primer trimestre de este año, pese a que la inflación subió el mes pasado a 2.9 por ciento.

En tanto, y por la baja inflación subyacente, el Banco Central Europeo (BCE) puede seguir con sus estímulos monetarios por el momento, pero el menor riesgo de deflación lo llevará a empezar a retirar el programa a mediados de 2018, considera Fitch Rating.

Por su parte, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) elevó el 14 de junio el rango de la tasa de interés de fondos federales entre 1 a 1.25%, mandando una señal de confianza en que la economía está creciendo, aunque de forma modesta. En el primer trimestre de 2017, la economía estadounidense creció a una tasa de 0.7%, su nivel más bajo en tres años.

La Fed, además de elevar su tasa de referencia, volvió a mencionar que empezará a reducir los estímulos monetarios a más tardar este año, una acción que “podría provocar cierta volatilidad en los mercados financieros globales luego de una política que ha sido persistentemente expansiva”, comentó Brian Coulton, economista jefe de Fitch, en un comunicado.

Localmente, analistas de corredurías esperaban un alza de 25 puntos base sobre la tasa objetivo a un nivel de 7%, en la reunión de política monetaria del Banco de México, el 22 de junio, en un intento por contener la inflación que alcanzó el mayo 6.17%, lo cual libera presiones sobre el tipo de cambio. No obstante, una política monetaria restrictiva puede frenar el crecimiento económico.

Alberto Ramos, economista en jefe para México de Goldman Sachs, en una nota de análisis comentó que, la tasa de referencia para México “en 6.75%, ya no es estimulante, y cuanto más alta sea, más restrictiva será y por tanto, mayor será el impacto en una economía aún lenta”.

Fitch Ratings dio a conocer su nueva estimación de crecimiento global y prevé un alza de 2.9% en 2017, en gran parte por una revisión al alza en las proyecciones para la zona euro de 0.3% a 2%; al tiempo que espera una expansión promedio de 3.1% en 2018, siendo la mayor tasa de crecimiento desde 2010, al considerar una mejoría generalizada en los mercados emergentes y los países más desarrollados.

Con información de agencias

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Facebook: GAMAA Derivados
Twitter: @gamaaderivados
LinkedIn: GAMAA Derivados

Ponte en CONTACTO con nosotros

Llámanos al: 55-9000-3266

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *