No es momento de bajar la guardia

Tras el proceso electoral que vivimos hace algunos días y el nerviosismo que rodeó al mismo en los mercados, la cotización del peso frente al dólar cerró la semana pasada con una fuerte apreciación de 4.1%, para ubicarse en niveles de 19.07 pesos/dólar, su mayor alza desde enero; sin embargo, no es momento para bajar la guardia, debido a que el tipo de cambio se mueve por factores tanto internos como externos

Sin duda, el hecho de que el virtual presidente electo y su equipo tuvieran un tono moderado sobre el manejo de la economía, y las reuniones que sostuvieron con los principales empresarios del país a lo largo de la semana, tuvieron un efecto positivo en la visión de los inversionistas; sin embargo, aún quedan muchos riesgos por sortear para nuestra moneda.

Para empezar, el viernes pasado las amenazas se convirtieron en realidad y la guerra comercial entre la primera y segunda economía del planeta finalmente estalló, lo cual no es cosa menor, ya que los Estados Unidos aplicaron aranceles de 25% a implementos agrícolas y partes para aviones provenientes de China hasta por un monto de 34,000 millones de dólares, provocando la reacción inmediata del gigante asiático al hacer lo propio con exportaciones provenientes de Estados Unidos para productos como la soya y automóviles.

A lo anterior, el presidente Trump anunció que ya estaban evaluando la lista de productos a los que les impondrían el mismo arancel por un monto adicional de 16,000 millones de dólares, y que de seguirse escalando el conflicto, la Unión Americana podría imponer aranceles a China hasta por un monto equivalente a 500,000 millones de dólares, es decir, prácticamente a todas las importaciones provenientes de China.

La guerra comercial podría significar una desaceleración de la economía a nivel global y generar aumentos en precios, que afectarían principalmente a los consumidores.

Por lo pronto, el reporte de empleo publicado el viernes en Estados Unidos no reflejó mayores afectaciones derivado de esta guerra comercial; sin embargo, el incremento de los salarios se redujo frente a los datos del mes anterior y la tasa de desempleo aumentó poco, pero se incrementó.

De hecho, compañías como Harley Davidson Inc y General Motors Co han anunciado que podrían empezar a recortar empleos, de acuerdo con la Fed.

El aumento de precios se viene a sumar a la política monetaria más restrictiva que ha establecido la Fed, en donde podría acelerar el paso en el incremento de su tasa de referencia, presionando al peso.

Por su parte, el Banco de México se vería forzado a hacer lo propio. De hecho, una reciente encuesta realizada por Bloomberg muestra que diversos economistas esperan con 96% de probabilidad que el Instituto Central eleve su tasa en la próxima reunión a celebrarse el 2 de agosto.

El incremento en tasas tanto en los Estados Unidos como en México reduce las expectativas de crecimiento y aumenta el costo de la deuda externa e interna para nuestro país, lo que tiene impacto negativo en el tipo de cambio.

Entre los pendientes importantes sigue la renegociación del TLCAN, donde el propio presidente Trump había anunciado que se iría hasta después del mes de noviembre, en el cual habrá elecciones para renovar el Congreso en los Estados Unidos, y donde el propio presidente ha trabajado fuerte buscando conservar una mayoría republicana. Lo hemos dicho muchas veces, mientras más se tarde la renegociación, más incertidumbre se genera y por ende mayor volatilidad.

De hecho, las principales agencias calificadoras estuvieron haciendo declaraciones la semana pasada, en donde particularmente Standard & Poor’s deja abierta la posibilidad de una revisión a la baja de la calificación de nuestro país, en caso de que la renegociación del tratado resultara en condiciones menos favorables de las que hoy tenemos. Más presiones para el peso.

Como podrán apreciar, estamos ante un entorno complicado y en el que aún no debemos bajar la guardia, por lo que mi recomendación sigue siendo tomar coberturas ante cualquier movimiento de fortaleza del peso.

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

 

 

Ponte en CONTACTO con nosotros

Llámanos al: 55-9000-3266

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *