Los estragos del Gran Confinamiento

Autor: Director General GAMAA Derivados Alfonso García Araneda

La semana pasada tuvimos una cascada de información económica a nivel global que muestra claramente los estragos que ha generado el Covid-19 y la estrategia seguida por los gobiernos del planeta, al que el FMI se refirió como la etapa del Gran Confinamiento.

Para empezar, China mostró una contracción de su economía de 6.8%, la primera desde que se lleva registro. A lo anterior se sumaron datos de las ventas minoristas y los de la producción industrial a marzo, los cuales se contrajeron a tasas anuales de 15.8 y 1.1%, respectivamente.

En el caso de Estados Unidos, los datos fueron sumamente alarmantes. Las ventas minoristas y la producción industrial mostraron retrocesos mensuales de 8.7 y 5.4%, respectivamente, siendo la peor caída para las ventas minoristas desde que se tiene registro, y en el caso de la producción industrial es el peor dato desde enero de 1946.

Por su parte, las solicitudes por subsidio de desempleo rebasaron los 22 millones de personas en tan sólo cuatro semanas, equivalente a perder todos los empleos generados en una década y una tasa de desempleo que pudiera ser de 16% para abril, y todavía faltan casi dos semanas para que se acabe el mes.

Por su parte, el Conference Board anunció que el índice económico anticipado mostró una contracción para marzo de 6.7%, el mayor declive en 60 años, mientras que una encuesta realizada por Reuters entre diversos economistas estimó una contracción de la economía norteamericana para el mes de marzo de 7 por ciento.

Para América Latina y países del Caribe, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima una contracción económica en la región de 5.2% para el 2020, lo que sería equivalente a registrar un crecimiento cero en la década 2015-2025.

En el caso de México, el FMI estima una contracción del PIB de 6.6%, siendo de las economías latinoamericanas más afectadas por la crisis, para Brasil 5.3%, Argentina 5.7% y para Chile una reducción de su PIB de 4.5 por ciento.

Entre los bancos de inversión y diversas corredurías las expectativas de contracción económica para nuestro país van desde 1.6%, las más optimistas, hasta más de 7% en el caso de las pesimistas, derivado de la estrecha relación que tiene nuestra economía con la de  Estados Unidos y la fuerte caída en los precios del petróleo, que no parecen tener un respiro a pesar del acuerdo histórico que se firmara hace poco más de una semana por el grupo OPEP +, debido a que aun cuando se logró un recorte de 9.7 millones de barriles diarios, se estima que la reducción en la demanda sea equivalente a aproximadamente 30 millones de barriles diarios, ubicando a la mezcla mexicana en 14.35 dólares/barril al cierre del viernes.

Lo anterior se vio reflejado en el recorte de calificación que la calificadora Fitch le hiciera a Petróleos Mexicanos (Pemex), siendo ya la segunda calificadora que pone en calidad de bonos chatarra a la deuda de la petrolera, y además le recortó la calificación a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y en consecuencia la del gobierno mexicano.

México como país sigue siendo grado de inversión, es decir, sigue siendo considerado un país con buena capacidad de pago de sus deudas; no así Pemex, que se le considera con una alta probabilidad de incumplir sus deudas al haber perdido el grado de inversión, lo que genera en automático que muchos inversionistas institucionales tengan prohibido invertir en sus bonos, razón por la cual tendrán que liquidar sus posiciones en Pemex, generando así presiones en nuestro tipo de cambio.

or otra parte, esto también implica un incremento en el costo de financiamiento, tanto para el gobierno federal como para el propio Pemex, que hoy se considera de las petroleras más endeudadas del planeta. A los empresarios y a la gente de a pie le representa un incremento en las tasas de interés, presiones en el tipo de cambio y eventualmente, presiones inflacionarias, lo que es grave al no haber crecimiento económico

Con todo lo anterior, queda claro que la crisis económica será mayor que la de salud.

Y para la volatilidad en los mercados, la medicina se llama coberturas de precios.

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es WEBtwitter.png
Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es WEBfacebook.png
Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es WEBlinkedin.png

Ponte en CONTACTO con nosotros

Llámanos al: 55-9000-3266

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *