Inflación alta impacta los mercados

Autor: Director General GAMAA Derivados Alfonso García Araneda

La justificación para los altos niveles de inflación se basan en las expectativas de recuperación y crecimiento económico que junto a las tasas de interés bajas y la fuerte liquidez que se le ha inyectado a los mercados, ha derivado en un fuerte incremento en el precio de varias materias primas

Desde hace dos semanas, los mercados han estado particularmente atentos a los datos de inflación y a la estrategia que seguirá la Fed con relación a este indicador, ya que podría resultar en un cambio de la política monetaria expansiva que se ha seguido a fin de estimular la economía frente a la crisis y en la cual, la Reserva Federal mantiene desde el año pasado su tasa de referencia en un rango de entre 0.0 y 0.25% y le ha inyectado cantidades impresionantes de dinero a los mercados, mientras que nuestro banco central había llevado la tasa de referencia a niveles del 4 por ciento.

Pues bien, los datos de inflación publicados la semana pasada no fueron buenos e impactaron a los mercados.

En Estados Unidos se publicó el dato de la Inflación general PCE a mayo, el cual es seguido muy de cerca por la Fed para determinar su estrategia de política monetaria, y resultó que éste subió a niveles de 3.9% y la subyacente hasta 3.4%, el nivel más alto desde abril de 1992.

En México, el INEGI dio a conocer que la tasa anual de inflación se ubicó en 6.02% en la primera quincena de junio, con lo que completa dos quincenas consecutivas con una variación arriba de 6% que claramente duplica el objetivo puntual del Banco de México, y nueve meses fuera del objetivo de 3 por ciento.

La justificación para los altos niveles de inflación se basan en las expectativas de recuperación y crecimiento económico que junto a las tasas de interés bajas y la fuerte liquidez que se le ha inyectado a los mercados, ha derivado en un fuerte incremento en el precio de varias materias primas, como es el caso de los granos y los combustibles.

En los combustibles, el precio del petróleo ha subido en lo que va de este año alrededor de 50% para los crudos tipo Brent, WTI y mezcla mexicana ubicándolos en niveles de 76.12 dólares/barril, 73.99 y 70.20 dólares, respectivamente, considerando que con la reactivación económica aumentará la demanda de combustibles, lo cual mantendrá elevado el precio de muchos bienes y servicios en el mediano plazo.

En los granos, el maíz que cotiza a marzo ha subido un 72.5% de junio del año pasado a mayo de este año el trigo 43.74% y la soya 65.37% año sobre año, ante la fuerte demanda de China y los bajos inventarios en Estados Unidos de la cosecha del ciclo anterior, y si bien es cierto que en este mes hemos visto fuertes bajas donde el maíz ha perdido en los últimos catorce días 15.43%, la soya 11.93% y el trigo desde mayo ha retrocedido un 15.34%, los precios siguen elevados e impactan el precio de los alimentos.

Todo lo anterior derivo en incertidumbre sobre el momento en que la Fed empezara a subir su tasa para empezar a controlar la inflación. Hace dos semanas la Fed dejo entrever la posibilidad de adelantar el ciclo de alza de tasas para el año entrante y de hecho tres de sus miembros apoyaron esta posibilidad en diversos foros a lo largo de la semana pasada; sin embargo, Jerome Powell en comparecencia ante el Congreso Norteamericano dejo claro que buscará dejar la tasa de referencia baja mientras no haya una recuperación adecuada en los niveles de empleo, los cuales tienen por recuperar más de 7.6 millones de plazas para estar en los niveles pre pandemia.

Por su parte, Banco de México de manera sorpresiva subió su tasa de referencia en un cuarto de punto para llevarla a niveles de 4.25%, seguramente como consecuencia del dato de inflación publicado previamente por el INEGI.

Es importante recordar que mientras la Fed tiene un doble mandato, es decir propiciar crecimiento económico manteniendo la inflación bajo control, nuestro Banco Central tiene uno solo: controlar la inflación.

La inflación elevada genera cambios en la política monetaria. Si empiezan a subir las tasas, los mercados accionarios, los de divisas y los de materias primas se verán afectados, no les quepa duda, pero también la gente de a pie.

¡Habrá que estar muy al pendiente!

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *