Incierto panorama se anticipa para el 2019.

El 2018 prácticamente se acaba en medio de fuertes pérdidas en los principales índices bursátiles, con una clara política monetaria restrictiva por parte de la economía más grande del mundo, una guerra comercial que alimenta temores sobre una posible desaceleración económica y un renovado sentimiento de proteccionismo que solamente provoca incertidumbre y volatilidad para el inicio del 2019

El viernes pasado, los principales índices bursátiles en los Estados Unidos se desplomaron a su peor nivel en 17 meses al tener su peor semana desde agosto del 2011, generando que el Nasdaq entrara en una tendencia bajista.

Las fuertes caídas se vieron agravadas por los fuertes volúmenes operados consecuencia del vencimiento de futuros y opciones sobre acciones, en medio del nerviosismo generado por la decisión de política monetaria de la Fed y un sentimiento de menor crecimiento económico para el año entrante.

Tan sólo para que se den una idea, el Dow Jones, Nasdaq y S&P llevan una pérdida acumulada en lo que va del año de 9.20, 8.96 y 9.61%, respectivamente, mientras que el IPC de nuestro país ya acumula una pérdida de 16.47% en este 2018.

El miércoles pasado, y tal y como esperaba el consenso del mercado, la Fed subió su tasa de referencia por cuarta ocasión en este 2018 para llevarla a niveles de entre 2.25 y 2.5 por ciento. Con esta alza, la Fed habría incrementado su tasa en nueve ocasiones desde finales del 2015, con el objetivo de evitar presiones inflacionarias en medio de un crecimiento sólido de la economía, la cual tiene una tasa de desempleo de 3.7% al cierre de noviembre y la meta de inflación se mantiene a raya en niveles cercanos a 2 por ciento.

La novedad en la reunión de la Fed fue que en su comunicado indicó que en el 2019 muy probablemente sólo incrementará su tasa en dos ocasiones en lugar de tres, precisamente midiendo, entre otros factores, el impacto que pueda tener en el crecimiento económico de Estados Unidos y a nivel global.

En México, el banco central aplicó la misma receta llevando la tasa de referencia a 8.25% tratando de contener las fuertes presiones inflacionarias que se han venido sintiendo a lo largo de todo el año en nuestra economía. De hecho, el dato de inflación de la primera quincena de diciembre publicado por el Inegi la ubicó en niveles de 0.56 o 5% anualizado, que es la más elevada para una misma quincena en los últimos 18 años. Con este último, Banco de México suma ya 14 incrementos en la tasa de referencia desde diciembre del 2015 y, si bien es cierto que el combate a la inflación es primordial, una política monetaria más restrictiva significa también menor crecimiento económico.

Entre los principales factores de incertidumbre para el 2019 se encuentran el crecimiento económico, el desenlace de la guerra comercial entre los diferentes bloques económicos, ya que si bien es cierto que hoy hay una tregua de 90 días entre EU y China, también es cierto que ninguna de las partes han retirado la imposición de aranceles y lo mismo ha sucedido con la Unión Europea, Canadá y México respecto al acero y el aluminio.

A lo anterior se suma el Brexit en marzo, donde es justo decir que está lejos de un aterrizaje suave y más parecido a uno forzoso, mientras que el Banco Central Europeo podría tener una política monetaria menos laxa, afectando el crecimiento de la zona y por ende la de EU.

Podría continuar la caída de los precios del petróleo donde, a la fecha, el WTI que cotiza en Nueva York acumula pérdidas de 38.09% desde el pasado mes de octubre, ante una sobre oferta en el mercado generada por EU que provoca mayores tensiones geopolíticas.

Todo lo anterior tendrá impacto en nuestro tipo de cambio, tasas de interés y mercados bursátiles.

Les deseo un 2019 lleno de coberturas para administrar sus riesgos y les recuerdo que es precisamente en medio de las crisis en donde se encuentran las grandes oportunidades para aquellos que cuentan con las mejores herramientas y deciden aprovecharlas.

¡Los veo en enero!

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *