El valor de la confianza

En el mundo de los negocios, como en cualquier tipo de relación, pero particularmente en los mercados financieros, la confianza es un valor fundamental, la cual es muy difícil de conseguir, pero fácilmente se pierde. Y una vez perdida, difícilmente se puede restablecer.

En los mercados financieros, la falta de confianza se traduce en incertidumbre, que genera fuerte volatilidad, tal y como la que hemos observado desde el pasado mes de octubre y que sólo se vino a exacerbar a lo largo de noviembre.

Arrancamos el mes con las elecciones intermedias en Estados Unidos, en las que los republicanos perdieron la mayoría en la Cámara Baja a favor del partido demócrata, lo que hará aún más complicada la relación entre la Casa Blanca y el Congreso de Estados Unidos, generando mayores presiones a los mercados.

A lo anterior se suma la probabilidad cada vez mayor, de que el Sistema de la Reserva Federal (Fed) suba su tasa de referencia en 25 puntos base el próximo 19 de diciembre, para quedar en un rango de entre 2.25 y 2.5%, ya que, al cierre del viernes pasado, la probabilidad de que esto suceda se situó en 82.7 por ciento.

Con todo, las bolsas en Nueva York frenaron sus caídas del mes de octubre, para cerrar noviembre en terreno positivo, donde el Dow Jones, Nasdaq y S&P avanzaron 3.44, 2.28 y 3.81%, respectivamente. Sin embargo, el principal indicador bursátil de nuestro país mantuvo la fuerte tendencia bajista para perder en el mes de noviembre un espectacular 8.89%, con lo que ya acumula una pérdida de 15.94% en lo que va del año.

Es importante resaltar que en Latinoamérica nuestra Bolsa fue la única perdedora, ya que el Merval de Argentina se anotó un avance de 7.19% y el Bovespa de Brasil 4.89%, a pesar de la fuerte crisis económica que están viviendo ambos países.

En el mercado de divisas, nuestro peso fue el que más sufrió en comparación con las monedas de otros países emergentes, pues mientras que el peso retrocedió 5.64% frente al dólar en noviembre, el peso argentino sólo se depreció 2.42%, y la lira turca inclusive recuperó 6.48 por ciento.

En los mercados de deuda, el Bono M de 10 años mexicano tuvo un incremento de 101 puntos base para ubicarse en 9.26%, mientras que en Estados Unidos el Bono al mismo plazo retrocedió 9 puntos base.

Para aderezar lo anterior, el precio del petróleo continuó en caída libre, al perder la mezcla mexicana 23.53% en noviembre, mientras que el WTI a plazo de enero del 2019 ya acumula una pérdida de 33.51% desde el pasado mes de octubre.

Finalmente, y ante las presiones inflacionarias agravadas por la depreciación del peso, el Banco de México acertadamente incrementó su tasa de referencia en 25 puntos base para llevarla a niveles de 8%, y además se espera que en este mismo mes de diciembre repita la dosis de la mano con la Fed.

Si bien es cierto que el entorno global se ve complicado y la expectativa de una política monetaria más restrictiva por parte de Estados Unidos amenaza el crecimiento global, diversas iniciativas propuestas por algunos legisladores a lo largo del mes generaron desconfianza y por ende una mayor volatilidad en los mercados mexicanos.

Hoy se vive un entorno muy complejo y los retos del país son muchos. Los mexicanos no podemos seguir divididos. Tenemos que trabajar unidos en los puntos de coincidencia como el combate a la corrupción, la justicia social, dar fin a la inseguridad y respetar el estado de derecho, entre otros.

Todos los mexicanos debemos de cerrar filas para lograr el México próspero y de oportunidades que queremos. Nuestro gobierno tiene que tener una comunicación clara y que genere certidumbre.

¡No podemos perder la oportunidad, ni tampoco la confianza de los mercados!

Mucho éxito al presidente López Obrador, porque su éxito será el de México.

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Ponte en CONTACTO con nosotros

Llámanos al: 55-9000-3266

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *