El USDA es alcista, pero el mercado bajista

Sé que el encabezado de hoy suena contradictorio, pero cuando les platique lo que ha sucedido en el mercado de granos que cotizan en Chicago esta semana, verán que sólo es un reflejo de que los números y la percepción en el mercado, no siempre coinciden

El pasado martes, el USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, por su sigla en inglés) emitió su reporte sobre oferta y demanda mensual a junio, y éste sólo vino a reforzar las expectativas de menores inventarios finales para el presente ciclo, lo que sin duda es alcista, y en consecuencia, los fondos (especuladores) reaccionaron con una ola masiva de compras haciendo que el maíz y el trigo tuvieran avances en su cotización de doble dígito, y la soya cerrara mixta.

A lo anterior se sumaron expectativas de climas cálidos y poco húmedos en la franja maicera de los Estados Unidos, no muy favorable para el maíz y la soya, aunado a persistente clima seco y templado en el mar negro, afectando la expectativa de producción de trigo en la zona, lo que hizo que simplemente los mercados se tiraran a la fiesta.

Para explicar la reacción de los fondos les comparto algunos números del USDA.

En el caso del maíz a nivel mundial, el USDA le recortó 2.2 millones de toneladas a los Inventarios finales al ciclo que concluye este septiembre para ubicarlo en 192.7 millones, por debajo de la expectativa del mercado que lo ubicaba en 193.7 millones y prácticamente 35 millones de toneladas menos que el año anterior, mientras que para el ciclo que está corriendo, ubicó los inventarios finales en 154.7 millones de toneladas, es decir, 38 millones de toneladas menos, equivalentes casi a 2 años de producción de México.

A nivel Estados Unidos, el USDA redujo los inventarios finales del ciclo 2017-18 en poco más de 2 millones de toneladas para quedar en 53.39 millones y para el 2018-19 otro tanto igual para ubicarlos en 40.06 millones de toneladas, prácticamente 13 millones de toneladas menos que el ciclo que está por concluir.

En el caso de la soya a nivel mundial, el USDA ubicó los inventarios finales en 87 millones de toneladas contra 92.5 millones del ciclo anterior, mientras que en trigo quedaron en 266.2 millones versus 272.4 del ciclo 2017-18.

A pesar de lo anterior, los siguientes tres días los granos simplemente se desbarrancaron, en algunos casos con pérdidas por sesión de doble dígito, perdiendo así lo ganado el día martes de un plumazo.

Baste decirles que el maíz a plazo de julio que cotiza en Chicago ha perdido desde el pasado 25 de mayo un estrepitoso 11.26%, equivalente a 18.11 dólares/tonelada.

Las razones son varias, pero entre las más destacadas se encuentra la formalización de la guerra comercial entre los Estados Unidos y China, donde la administración Trump decidió finalmente aplicar aranceles de 25% a 818 productos chinos el pasado viernes por un monto de hasta 50,000 millones de dólares. Dicho monto podría incrementarse en 100,000 millones de dólares más, si China decide tomar represalias.

Pues el fin de semana, China decidió contraatacar haciendo lo propio con la aplicación de aranceles por 25% a 659 productos norteamericanos del sector automotriz y agrícola, incluidos la soya, a aplicarse a partir del próximo 6 de julio.

Si a lo anterior le sumamos la fortaleza del dólar, que encarece sus exportaciones e incrementa sus inventarios, junto con las fuertes devaluaciones que han sufrido países competidores como Argentina y Brasil, la perspectiva de precios en granos se ve a la baja, a menos que en el mes de julio viéramos temperaturas elevadas y falta de humedad en plena polinización de cultivos que pudiera afectar sus rendimientos.

Los mercados no tienen palabra de honor y hoy hay muchos factores de riesgo. La única forma de contrarrestar la volatilidad y asegurar el resultado de los productores y las agroindustrias de nuestro país es a través del uso de coberturas de precios.

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

 

 

Ponte en CONTACTO con nosotros

Llámanos al: 55-9000-3266

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *