El oro negro en caída libre

Tras la fuerte tendencia alcista que se observó desde junio del año pasado, en la que el petróleo subiera casi 66% hasta el pasado 3 de octubre para alcanzar niveles cercanos a los 80 usd/barril, el WTI a diciembre que cotiza en la Bolsa de Nueva York se ha desplomado 25.43% para cerrar el pasado viernes en niveles de 56.85 usd/barril

Por su parte, el Brent del mar del Norte se ubicó en 66.66 usd/barril con un retroceso también de 25% desde inicios del mes de octubre pasado.

De hecho, el martes los precios del petróleo tuvieron su mayor pérdida en más de tres años en una sola sesión al caer 7.1% ante una expectativa de sobre oferta en el mercado petrolero, la cual pudiera ser incluso mayor en el 2019, ya que se estima que podría rondar los 2 millones de barriles diarios para la primera mitad del próximo año.

Después de las sanciones que impusiera Estados Unidos a Irán, las cuales entrarían en vigor a partir de este mes, el mercado esperaba que la oferta se viera reducida en 1 millón de barriles diarios, haciendo que algunos miembros y no miembros de la OPEP incrementaran su producción buscando cubrir la reducción en la oferta generada por Irán. Sin embargo, Estados Unidos exentó a ocho países compradores de petróleo iraní de dichas sanciones, sumando así a la sobreoferta del mercado.

Ante esta situación, Arabia Saudita, líder de la OPEP y principal productor de petróleo del mundo, ha estado cabildeando con sus miembros un recorte en la producción de 1.4 millones de barriles diarios para el próximo año, sin que hasta el momento haya logrado un consenso; no obstante, el mercado estará atento al resultado de la reunión del cártel petrolero que se llevara a cabo el próximo 6 de diciembre en Viena, para ver qué sucede finalmente con el tema de los recortes.

Por lo pronto, Arabia Saudita ya ha anunciado que a partir de diciembre estará reduciendo su producción en 500,000 barriles diarios, lo que representa una disminución de 0.5% del suministro mundial de petróleo.

Lo interesante de este tema y que llama mucho la atención es que Estados Unidos esté presionando a Arabia Saudita para que los precios sigan bajando y sea el líder del cártel de la OPEP el que esté luchando por mantener precios altos.

Todo el problema que se ha desatado en el mercado petrolero tiene sus orígenes en el año 2014, en donde la OPEP veía cómo Estados Unidos había incrementado su producción a pasos acelerados a través de los yacimientos de esquisto, lo que le permitiría ser autosuficiente energéticamente hablando para finales de este año.

Para evitar que esto sucediera, la OPEP y sus miembros decidieron tirar los precios del petróleo por debajo del punto de equilibrio para la producción de esquisto de los Estados Unidos, que por entonces rondaba los 90 dólares/barril, mientras que al cártel le costaba 10 dólares/barril.

Lo anterior generó que los precios llegaran a caer casi a niveles de 20 dólares/barril provocando el cierre de varias refinerías en Estados Unidos; sin embargo, al final se hicieron mucho más eficientes y lograron bajar su costo de producción en yacimientos de esquisto a niveles cercanos a los 50 dólares/barril, por lo que, en cuanto tocó estos precios, la producción norteamericana se volvió a disparar.

Por todo esto, resulta interesante ver que se hayan invertido los papeles y que sea ahora Arabia Saudita la que quiere hacer recortes para mantener precios elevados y los Estados Unidos presionen para que bajen.

Lo que es un hecho es que la fortaleza del dólar, los incrementos de su tasa de interés de referencia, la caída en las bolsas accionarias, la guerra comercial entre China y Estados Unidos y la sobreoferta existente en el mercado provocada por el mismo Estados Unidos apuntan a que seguirán las presiones a la baja en los precios del petróleo, lo que sin lugar a dudas tiene repercusiones en la economía a nivel global y en nuestro país.

¡Habrá que estar muy atentos!

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

 

 

Ponte en CONTACTO con nosotros

Llámanos al: 55-9000-3266

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *