El futuro del bitcoin

Las criptomonedas o monedas digitales se han ganado los titulares y la atención de inversionistas en días recientes por los impresionantes rendimientos que han dado a lo largo de este año.

Las criptomonedas o monedas digitales se han ganado los titulares y la atención de inversionistas en días recientes por los impresionantes rendimientos que han dado a lo largo de este año. En el caso particular de bitcoin hablamos de un incremento en su cotización de más de 600%, tras tocar brevemente el pasado jueves, niveles de 7,300 dólares por bitcoin

Es en medio de esta efervescencia por las criptomonedas, que la Bolsa de Derivados listados más grande del mundo, la Chicago Mercantile Exchange, anunció el lanzamiento para finales de año de un contrato de futuros sobre el bitcoin, lo que sin duda es una estrategia audaz que puede dar liquidez y seguridad a un mercado que hoy es limitado y cuestionado por muchos.

Pero, ¿qué son las criptomonedas? Las criptomonedas nacen en el 2009 cuando un programador llamado Satoshi Nakamoto lanza bitcoin como una moneda digital que funciona como un medio de intercambio en Internet, por lo tanto, es una moneda virtual, es decir, no hay una moneda física y sólo sirve para hacer compraventa de productos, acciones, servicios, etcétera, en la misma red.

La diferencia entre los sistemas de pago que hay en la red es precisamente que en los existentes, los pagos se hacen a través de redes privadas como las de las tarjetas de crédito y los bancos con divisas reales, mientras que en las criptomonedas se hacen a través de la red pública, lo que elimina a los intermediarios y por ende reduce costos, haciendo más ágil la transacción entre un comprador y vendedor.

Los programadores de estas monedas han hecho casi imposible, mediante diferentes algoritmos matemáticos, que se pueda afectar la seguridad de estas transacciones; sin embargo, esta seguridad también ha originado que exista un número limitado de estas monedas en manos de pocos inversionistas, lo que le resta liquidez.

Entre las ventajas de usar estas monedas se encuentran la reducción de costos de transacción, la rapidez para realizar una compra o venta en cualquier parte del mundo de un producto y servicio, a través de un monedero digital, de manera anónima y la posibilidad de incrementar las transacciones al eliminar a los intermediarios financieros y sus costos.

Como se imaginaran, lo anterior ha generado que el sistema financiero se oponga en general al uso del dinero digital, pero no solamente ellos, también las autoridades financieras, ya que estos instrumentos son vistos como vehículos que se pueden prestar para lavar dinero y financiar actividades ilícitas.

También su uso, al ser anónimo, se convierte en una fuente de evasión fiscal.

Como instrumento de inversión se puede asemejar a un esquema ponzi o piramidal, ya que, como mencionaba, sólo hay un número limitado de estas monedas, cuyo valor se mueve en función de la oferta y demanda, lo que ha generado una enorme volatilidad en su cotización haciendo que tenga subidas o caídas abruptas. En el momento en que por alguna razón alguien decida salir a tomar utilidades, puede ser que no encuentre a quién venderle y su cotización simplemente se desplome.

En el caso de bitcoin, las monedas en circulación son de 21 millones de unidades. Además de bitcoin existen otras más como ethereum, ripple y litecoin, por mencionar algunas, siendo la más reciente DeepOnion, la cual es una criptomoneda totalmente anónima. El valor estimado de capitalización de mercado del dinero virtual ya alcanza los 182 billones de dólares; sin embargo, sin un mercado líquido que asegure el cumplimiento de estas transacciones y se tenga estabilidad en sus cotizaciones, las utilidades generadas por el fuerte incremento en su valor, son sólo utilidades en el papel.

Por todo lo anterior, el que la Bolsa más grande del mundo lance un contrato que permita dar estabilidad y seguridad a las transacciones es un paso más para la integración del bitcoin al sistema financiero.

Aún falta que las autoridades norteamericanas den su autorización y hay quienes presagian que puede ser un rotundo fracaso o un gran éxito, pero lo que es un hecho es que los mercados no se detienen, y hoy se viven tiempos interesantes.

El futuro del bitcoin está por definirse

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Facebook: GAMAA Derivados
Twitter: @gamaaderivados
LinkedIn: GAMAA Derivados

Ponte en CONTACTO con nosotros

Llámanos al: 55-9000-3266

El futuro del bitcoin – GAMAA Derivados

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *