Mercado de Derivados: una opción para reducir riesgos

Derivados en México

Desde su consolidación en México en la década pasada y tras la apertura de los tratados internacionales, el mercado de derivados en México es una opción para inversionistas que buscan reducir o evitar los riesgos que implican globalización.

La fortaleza estratégica de este mercado consiste en el manejo de contratos de futuro o de opción en derivados. Éstos ayudan al inversionista a fijar precios de compraventa de un activo financiero. (dólar, euros, bonos, acciones, índices o tasas de interés).

Esta medida le permite protegerse de posibles variaciones causadas por la volatilidad resultante de escasez de productos, fenómenos de inflación, flotabilidad de la moneda, y en casos extremos, por desastres naturales y guerras.

Tanto para inversionistas como empresarios, uno de los principales elementos a considerar es el manejo de riesgos. En el cuál se toman en cuenta todos aquellos elementos que pueden mermar que su inversión o producto logre las metas.

El mercado de derivados se convierte en una opción viable para el inversionista. Toda vez que le respalda y da la posibilidad de planear, cubrir y administrar riesgos financieros, así como optimizar el rendimiento de los portafolios.

En el país la Bolsa de Derivados en México, conocida como MexDer, es la responsable de este mercado. Se maneja de acuerdo con las necesidades de las empresas, inversionistas y del Sistema Financiero en general.

MexDer se encarga de desarrollar las herramientas que faciliten la cobertura, administración de riesgos y eficiencia en el manejo de portafolios de inversión. Esto lo hace en un marco de transparencia e igualdad de oportunidades para todos los participantes.

Entre los futuros y acciones que MexDer maneja se encuentran:

La Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE), los Certificados de la Tesorería (Cetes), Bonos, Divisas, Indice de Precios y Cotizaciones (IPC), Unidades de Inversión (UDI), Exchange-Traded Funds (ETFs), Acciones y los contratos de intercambio a futuro Swap.

A través de este mercado, los inversionistas pueden establecer contratos a futuro. Éstos son en períodos mensuales, trimestrales, semestrales o anuales con base en estimaciones hechas a partir del panorama económico mundial..

Un ejemplo que puede apreciarse en el caso del dólar, cuyo valor se ha visto mermado ante el euro

El inversionista puede comprar a futuro la cantidad de dólares para una adquisición en dicho período porque es el momento.

Si el dólar llegara a recuperarse, el empresario habría asegurado la cantidad adquirida en un precio más económico. Lo que a la larga le representaría también una ganancia extra por no tener que pagar más por esta moneda.

El mercado de derivados se convierte en una herramienta para inversionistas que buscan controlar los riesgos que implican intercambio comercial, dónde una carencia, un fenómeno natural o un movimiento social pueden repercutir en proyectos futuros.

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Facebook: GAMAA Derivados
Twitter: @gamaaderivados
LinkedIn: GAMAA Derivados

REGRESA para conocer más noticias.

Ponte en CONTACTO con nosotros.

Mercados de derivados en México

Share This: