Cierre de trimestre, con gran incertidumbre

Terminó marzo y el primer trimestre del año cierra envuelto en gran incertidumbre; los mercados se plantean diversas preguntas como: ¿Qué pasara entre Estados Unidos y China?; ¿se logrará conjurar una guerra comercial que ya ha tenido impactos negativos en las expectativas de crecimiento global?

Otras preguntas que se hacen son: ¿Qué pasará con el precio de las materias primas, llámense precios del petróleo, metales preciosos y agrícolas, tan importantes para determinar niveles de inflación?, ¿seguirán las bolsas accionarias en tono positivo?

Por lo pronto, la semana pasada esta incertidumbre se vio reflejada en los mercados.

En los de deuda, el bono a 10 años de Estados Unidos retrocedió en su rendimiento 4 puntos base para ubicarlo al cierre del mes en 2.4%, nivel no visto desde el 2017; sin embargo, a lo largo del mes ha retrocedido 32 puntos base y la curva de tasas se ha invertido, es decir, las de corto plazo están por encima de las de largo plazo, lo que tradicionalmente ha sucedido previo a una fuerte desaceleración económica o inclusive una recesión.

En el caso del bono alemán al mismo plazo, se tienen inclusive tasas negativas, donde a lo largo del primer trimestre se ha reducido 32 puntos base para cerrar el viernes pasado en niveles negativos de 0.07 por ciento.

En México, el bono M10 a lo largo del primer trimestre ha retrocedido 58 puntos base, de los cuales en marzo perdió tan sólo 16 de los 58 antes mencionados, para ubicarse al cierre del viernes en 8.04 por ciento.

Por su parte, los precios de los energéticos han tenido fuertes incrementos pudiendo generar en un momento dado presiones inflacionarias. Así el WTI que cotiza en Nueva York se ubicó al cierre del trimestre en niveles de 60.60 dólares/barril equivalentes a un avance de 33.45% en el primer trimestre, mientras que el Brent del mar del Norte se ubicó en 67.60 dólares/barril con un avance de 25.65% y la mezcla mexicana un avance de 37.12% en el mismo periodo para cerrar en 61.28 dólares/barril.

En el caso de los mercados accionarios podríamos decir que la mayoría de los principales índices cerraron el trimestre en terreno positivo; sin embargo, esto se ha debido en gran medida a la posibilidad de que ya no se presenten más incrementos en la tasa de referencia de la Fed en lo que resta del año, y donde inclusive hay algunos que piensan podría haber recortes a la misma a fin de evitar una desaceleración económica más profunda, lo que sin duda impactaría en algún momento en el valor de las empresas que cotizan en Bolsa.

Por lo pronto, arranca abril y la semana estará cargada de información.

Para empezar  se darán a conocer datos sobre ventas minoristas y manufacturas e incluso hacia el final de la semana tendremos el reporte de empleo en Estados Unidos, el cual se espera ubique a la creación de empleos en 175,000 nuevas plazas, sobre todo después del pésimo dato emitido en febrero que hablaba de una creación de empleos igual a 20,000. Asimismo, se espera que la tasa de desempleo quede en 3.8%, la más baja en cinco décadas.

Entre los temas que presentan fuertes nubarrones para el crecimiento económico se encuentra la evolución de las negociaciones entre Estados Unidos y China para dar por terminada una guerra comercial que ya lleva un año y en donde será el turno de los chinos visitar Estados Unidos el próximo miércoles para reanudar las conversaciones.

Por su parte, el Brexit no se ve fácil y estamos a pocos días de que se cumpla el plazo fatal del 12 de abril otorgado por la Unión Europea para llegar a una resolución en la que el Parlamento Británico tampoco puede ponerse de acuerdo.

Seguiremos con fuerte volatilidad, no les quepa la menor duda, por lo que hoy más que nunca hay que tomar coberturas.

www.gamaa.com.mx

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *