Asegurando tu futuro con opciones financieras.

opciones financieras

Muchas son las veces que quisiéramos conocer el futuro para poder tomar las decisiones que nos aseguren tener utilidades en nuestros negocios; sin embargo, nada ni nadie nos puede decir a ciencia cierta lo que pasará; lo que si podemos hacer para asegurar nuestros ingresos, es tomar coberturas con opciones financieras; las cuales forman parte de los instrumentos financieros derivados.

El funcionamiento de las opciones financieras es sumamente parecido al de un seguro; ya que a través del pago de una prima obtenemos el derecho más no la obligación de comprar o vender a un precio determinado un producto; el cual será adquirido o vendido en una fecha futura; asegurando de esta manera el precio máximo de compra y/o el precio mínimo de venta de nuestros productos.

Existen dos tipos de opciones financieras:

  • Opciones Financieras CALL, su finalidad es protegernos ante un alza en el precio.
  • Opciones Financieras PUT, su finalidad es protegernos ante una baja en el precio.

A través de las opciones financieras podemos tener una excelente administración de riesgos; ya que nos permiten fijar un precio al que aseguramos un margen de ganancia; y a la vez, al entrar en el mercado de opciones como comprador de una opción Call o Put tenemos la certeza que lo máximo que podemos perder es el costo de la prima.
Opciones financieras vistas como un seguro de precios. Cuando nosotros contratamos un seguro lo que estamos haciendo es protegernos contra un suceso el cual no queremos que nos ocurra; sin embargo, de darse la casualidad de que dicho evento suceda, contaremos con la cobertura del seguro.

Por ejemplo: Un productor de maíz quiere vender su cosecha a un precio mínimo de $3,000.00 pesos por tonelada; sin embargo, faltan varios meses para que coseche su maíz y le preocupa que al llegar la fecha en la que salga a vender su grano; el precio esté por debajo de lo esperado, por lo que decide asegurar sus ingresos y contrata una opción tipo PUT; la cual le otorga el derecho de vender su maíz a un precio de mínimo de $3,000.00 por tonelada en la fecha que él lo necesita.

En el ejemplo anterior tenemos 2 escenarios posibles al momento en el que el productor sale a vender su maíz.

Escenario 1:
El precio del maíz está en $2,500.00 por tonelada; por lo que el productor vende su grano en el mercado de contado a $2,500.00, y en el mismo momento hace valido su derecho en el mercado de derivados, por lo que su seguro le estará compensando $500.00 pesos por tonelada, con lo cual queda en su nivel asegurado de $3,000.00 por tonelada.

Escenario 2:
El precio del maíz está en $3,500.00 por tonelada; el productor vende su grano en el mercado de contado más caro, por lo que su seguro no le dará compensaciones; sin embargo, estaremos obteniendo ingresos superiores al nivel asegurado.

Con lo anterior podemos observar que pase lo que pase, siempre tenemos como mínimo el nivel asegurado; los ingresos que obtenemos a través de nuestras actividades productivas representan el esfuerzo de nuestro trabajo, por lo cual es de vital importancia que tengamos certidumbre sobre los mismos, y esto sólo lo podemos lograr a través del uso de instrumentos derivados, ¡Asegura tu futuro con opciones financieras!

Carlos Servin Candiani
Promotor Jr.

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Facebook: GAMAA Derivados
Twitter: @gamaaderivados
LinkedIn: GAMAA Derivados

Ponte en CONTACTO con nosotros.

Opciones financieras

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *