Agenda económica del 24 de febrero al 01 de marzo

Expectativas positivas de corto plazo

Después de una semana positiva para el mercado financiero local, los inversionistas estarán atentos a datos globales, como el avance en las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China; la reunión de Donald Trump con su homólogo de Corea del Norte; las declaraciones de Powell ante el Congreso y las cifra del crecimiento en México y Estados Unidos.

Las tasas locales finalizaron la semana pasada con un balance positivo; se presentaron ganancias de alrededor de 7 puntos base (pb) en bonos de corto y mediano plazo y una apreciación de 5 pb en los de largo plazo. El dato de inflación, dentro del rango objetivo del Banco de México y las minutas de política monetaria del Banco de México y la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) dieron apoyo al descenso en los réditos.

El INEGI presentó la semana pasada el dato de inflación de la primera mitad de febrero, misma que resultó con un descenso de 0.10%, la lectura más baja para la primera quincena de febrero desde 2002, y por debajo de las estimaciones del mercado, lo cual ubicó el incremento de precios en una tasa anual de 3.89% desde el 4.21% que se observó en la quincena anterior, siendo esta la primera vez desde la segunda quincena de diciembre de 2016 que la inflación anual se ubica dentro del rango objetivo de 3% +/- 1 punto porcentual.

Las minutas del Banco de México mantuvieron un tono flexible (dovish) para el manejo de la política monetaria considerando el panorama de crecimiento, factores que pudieran afectar la dinámica de inflación hacia delante y reconociendo que el balance de riesgos se mantiene sesgado a la alza.

Por su parte, las minutas de la Fed, referente a la reunión de Mercado Abierto de enero también se mostraron flexibles, a diferencia de las minutas de diciembre que fueron restrictivas (hawkish) ante una inminente desaceleración de la economía global. Pese a que los miembros de la Fed mostraron cautela, no se descarta un par de alzas en lo que resta del año considerando el impacto de la desaceleración global sobre el mercado estadounidense, aunque puede ser moderado. Los presidentes de la Fed destacaron que las futuras decisiones de política monetaria dependerán de la evolución de la actividad económica interna, misma que se estima en un crecimiento de alrededor de 2.5% para 2019, así como del mercado laboral y la inflación.

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Ponte en CONTACTO con nosotros

Llámanos al: 55-9000-3266

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *