Agenda económica del 17 al 21 de junio 2019.

Desaceleración global y política monetaria

En un entorno de bajo crecimiento económico y riesgos de empeoramiento, la conducción de política monetaria es relevante para la evolución del mercado financiero. En particular, los inversionistas prestarán atención a las decisiones de tres bancos central esta semana, destacando la de Mercado Abierto de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed).

La guerra comercial de Estados Unidos con el resto del mundo sigue siendo el foco de atención de organismos internacionales. El Fondo Monetario Internacional estima que de continuar las tensiones por la imposición de aranceles el crecimiento global se reduciría 0.50% en 2020.

Justo cuando Estados Unidos anunció el lunes 10 de junio que no se implementarían los aranceles de 5% a las importaciones provenientes de México, los mercados mostraron un respiro y la curva de rendimientos en Estados Unidos,  aunque todavía invertida, redujo el diferencial entre la tasa a 3 meses y  10 años.

Los principales bancos centrales, como la Fed, el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Japón (BoJ) han afirmado recientemente que están dispuestos a actuar si es necesario, incluso si sus márgenes de maniobra son limitados, después de haber desplegado grandes medios desde la crisis financiera de hace una década.

Esta semana, el Comité de Mercado Abierto de la Fed  se reunirá los días 18 y 19 de junio y existe la posibilidad de que anuncie el primer recorte de tasas en el año, de acuerdo con los futuros de los Fed, con una probabilidad de 24.50 por ciento. Asimismo en el mercado de futuros los participantes descuentan al menos dos recortes en la tasa de referencia par Estados Unido este año, aunque no descartan que sean tres.

Independientemente de un ajuste en esta semana, el tono del comunicado del FOMC será especialmente relevante para el mercado financiero.

Es importa recordar que el dato de inflación de mayo confirmó que no hay presiones inflacionarias, mientras que el reporte de confianza de los consumidores mostró que las expectativas de inflación de largo plazo se ubicaron en un mínimo de cuarenta años.

Sin embargo, en lo que se refiere a la actividad productiva, el reporte de ventas al menudeo de mayo mostró una aceleración del consumo en el segundo trimestre del año, después de un débil desempeño en primer trimestre del año, mientras que las cifras de producción industrial dejaron ver con claridad que manufacturas se mantienen débiles.

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Ponte en CONTACTO con nosotros

Llámanos al: 55-9000-3266

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *