Agenda Económica del 12 al 16 de noviembre

Banxico roba atención de inversionistas

 

La semana pasada, el resultado de las elecciones intermedias en Estados Unidos  disminuyó el sentimiento de aversión al riesgo entre inversionistas locales y extranjeros. No obstante, destacaron sesiones de reacomodo de carteras, con mayor ponderación de bonos de gobierno después de conocer el comunicado de la reunión de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed),  en el que se mantuvo sin cambios la tasa objetivo, pero se enfatizó el tono alcista en la conducción de la política, que eleva las expectativas de que se anuncie un incremento en la tasa de referencia durante la última reunión de Mercado Abierto de 2019.

La cercanía de la reunión del G-20 también ha aligerado presiones en torno a la guerra comercial, ya que se espera un avance en las conversaciones entre China y Estados Unidos, además de que se adelantó que será en esta reunión cuando se firme el nuevo tratado de libre comercio de América del Norte.

Esta semana, los inversionistas locales mostrarán cautela al inicio de semana a la espera de que se lleve a cabo, el jueves, la reunión de política monetaria del Banco de México, de la cual se espera un alza de 25 puntos base (pb) sobre la tasa de referencia a un nivel de 8 por ciento.

Considerando la lectura de las minutas de la pasada reunión de política monetaria, el Banco de México dejará la puerta abierta a nuevos incrementos en la tasa objetivo de ser necesario, con objeto de reducir presiones inflacionarias.

La rápida depreciación que ha tenido el peso en las últimas semanas es un factor de riesgo para que los precios suban en el corto plazo, además de los efectos estacionales. Adicionalmente el tipo de cambio se ve presionado por la expectativa de una política restrictiva por parte de la Fed en el mediano plazo.

Contrario al resultado de la encuesta mensual de Banxico, entre economistas privados, que prevé que el tipo de cambio cierre el año por debajo de 20 pesos por dólar, la semana pasada cuatro bancos nacionales elevaron sus estimaciones a un nivel superior a 21 pesos, elevando la volatilidad en el mercado financiero y el riesgo de un contagio hacia la inflación; además se considera posible que la paridad cambiara alcance los 22 pesos en 2019.

En lo que resta de la semana, la abultada agenda de indicadores económicos en Estados Unidos, entre los que destacan el dato de inflación de octubre, ventas al menudeo, producción industrial, indicadores del Fed de Nueva York y del Fed de Filadelfia para noviembre, igualmente atraerá la atención de los inversionistas para tomar decisiones en sus carteras.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *