Agenda económica del 12 al 16 de agosto 2019

La decisión del Banco de México 

Los bancos centrales han optado por relajar la política monetaria a partir de junio en la expectativa de desaceleración económica global consecuencia de la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Las declaraciones de ambas economías muestran que no es fácil alcanzar un acuerdo, lo cual ha provocado la recomposición de carteras alrededor del mundo.

Los inversionistas están saliendo del mercado accionario para refugiarse en activos seguros como los bonos. Asimismo, la idea de una desaceleración ha modificado la demanda de materias primas y elevando las posiciones sobre el oro. La semana pasada, el peso cerró la semana con una depreciación de 0.27%, en una paridad de 19.3900 pesos por dólar spot, después de tocar un máximo de 19.7397 pesos, siendo la cuarta semana consecutiva que el peso pierde terreno.

La mayor presión del peso se observó al inicio de la semana, cuando el yuan sufrió una amplia variación y se especuló que podría iniciar una guerra de divisas, en particular luego de que el Banco Popular de China permitió que el yuan chino se depreciara a niveles por arriba de 7 yuanes por dólar, cotizando en niveles no vistos desde 2008. Hacia el cierre de la semana el peso moderó sus pérdidas, ante la evidencia de que el Banco Popular de China evitó que el yuan chino siguiera depreciándose.

La controversia comercial, las variaciones en el mercado de divisas, las declaraciones de Trump y las respuestas de Xi Jinping, junto a las advertencias de desaceleración económica global, incluso de una nueva recesión, han elevado la aversión al riesgo y provocado debilidad en el mercado accionario y una mayor demanda de los bonos de gobierno. La semana que finalizó el 9 de agosto el índice S&P/BMV IPC logró una ganancia de 1.11%, ubicándose en 40,421.28 puntos, una corrección del mercado después de perder 10% en las últimas cuatro semanas. Por su parte, el Bono M10 bajó 6 puntos base a 7.19 por ciento. 

Esta semana, el mercado local seguirá atento a datos económico que reflejen el impacto de la guerra comercial EUA–China, sin embargo, de manera local los inversionistas esperan conocer la decisión de política monetaria del Banco de México, programado para el 15 de agosto, donde el mercado asigna una probabilidad de 35% a que la Junta de Gobierno recorte la tasa de referencia.

En el contexto económico nacional se tiene que los precios en julio aumentaron 0.38% mensual y 3.78% anual, con lo que la tasa de inflación bajó por tercer mes consecutivo, un dato positivo, no obstante, los datos de crecimiento siguen mostrando debilidad.

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

Ponte en CONTACTO con nosotros

Llámanos al: 55-9000-3266

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *